Me encontré con una información bastante interesante, que permite entender porqué lo egipcios adoraban tanto los muertos. Los egipcios manejaban una jerarquía social como se enumera a continuación:

  • en la cúspide de la jerarquía estaban los dioses.
  • exactamente bajo los dioses estaba la gran asamblea de los muertos.
  • luego viene la humanidad entera, en este caso todos los egipcios (base de la jerarquía).

El faraón se ubicaba entre la humanidad y los muertos que estaban sobre ella, y a la vez entre los dioses y los muertos que estaban bajo los dioses. Este lugar se consideraba muy especial y poderoso. El farón se consideraba el único eslabón entre la humanidad y los mundos espirituales(los muertos y los dioses).
Entonces, no adorarlo, no obedecerle, o no temerle, significaba poner en tela de juicio su origen espiritual y por ahí derecho significaba despreciar la bondad de los dioses, como por ejemplo las inundaciones regulares del Nilo que hizo tan poderosos en agricultura a los egipcios.

Esta dependencia de lo espiritual hacía que los egipcios vivieran pero sólo para morir. (que ironía!). Los egipcios vivían y empleaban todas energías y riquezas en prepararse bien para la muerte, pues para ellos era un estado espiritual inmortal. Para ellos, los muertos estaban en el aire que respiraban, el suelo que pisaban, el agua que bebían…