islamcoranMahoma escribió un libro para limpiar sus culpas llamado Corán, compendio de gran cantidad de leyes que le permitieron auto purgarse muchas de las que no lo dejaban dormir (el dijo que fue escribía por inspiración divina en el desierto, de un tal angel Gabriel). Me llama la atención muchas cosas de estos perversos manuscritos que hoy adoran tantos islámicos (en idioma árabe, Islam significa sumisión a la voluntad de Dios).

Quiero mencionar aquí un poco el cielo islámico. El cielo islámico hace más fácil para un loco de esta religión expiarse a partir de decorarse con bombas en el cuerpo para irse al cielito lindo, sin importar cuantos desprevenidos se lleve por delante separándolos en bastantes pedazos. De hecho, hay varios tiquetes para el paraiso que no voy a mencionar para no alargar la lectura.

Una buena descripción de este paraiso, es:

Los creyentes están allí recostados unos frente a otros sobre blandos almohadones: muchachos inmortales les sirven como pajes el mejor de los vinos en jarras y vasijas; y nadie se emborracha y a nadie le duele la cabeza por beberlo; hay allí maravillosas frutas y todas las carnes de ave que uno pueda desear; les atienden muchachas de grandes ojos, bellas como perlas.

Los bienaventurados se reunen bajo flores de loto sin espinas y plataneros en flor, bajo sombras extensas y junto a corrientes de agua abundantes; sobre ellos cuelgan los racimos, y las copas de plata pasan sin cesar de mano en mano. Llevan vestidos de seda verde y brocado adornados con pasadores de plata. (1)

Referencias directas al coran también pueden están disponibles al interesado(2).

Con semejante descripción de un paraiso, es un poco más fácil entender cómo estos señores cometen semejantes locuras.

Para adicionarle más picante al asunto, y al contrario de lo que algunos dicen, que el Corán no tiene infierno como la descabellada y loca Biblia de los cristianos y católicos, resulta que si lo tiene (3).

Definitivamente algunas religiones establecen regímenes inverosímiles que al final, resultan en una colección de atrosidades de las que sólo la historia sabe dar cuenta.

Bibliografía:

(1) Breve Historia del Mundo, Ernst H. Gombtich, Ed Océano, 2007

(2) http://www.faithfreedom.org/oped/skm51109.htm

(3) http://www.cephas-library.com/allnations/allnations_heaven_and_hell_in_the_quran_and_gospel.html

http://www.mailxmail.com/curso-misterios-religiones/cielo-infierno-tao-islam-budismo-amenaza-fuego-rio-muerte

http://www.apologeticspress.org/espanol/articulos/3240

http://antesdelfin.com/coranteologia.html

http://www.elrevolucionario.org/rev.php?articulo1538

http://muttaqun.com/paradise.html